lunes, 17 de agosto de 2020

Ada Falcón


Ada Falcón nació en 1905 como Aída Elsa Ada Falcone en la estancia «Los Paraísos» situada en el partido de Ituzaingó, como la menor de las hijas de Miguel Nazar Anchorena, un estanciero tucumano con campos en Junín, y Cornelia Boesio. Sus otras hermanas también fueron cantantes aunque de menor trascendencia, Amanda y Adhelma. Antes de que Aída/Ada naciera, su padre viajó a Francia, enfermo de cáncer, y falleció allí.​

A la edad de cuatro años, le manifestó a su madre que deseaba cantar y poco después, debutó como la «joyita argentina» en la Sociedad de San Vicente de Paul; su madre se encargó de definir su nombre artístico, acortando su apellido a «Falcón». En 1919, con apenas 14 años, participó de una película muda titulada El festín de los caranchos, poco después de haber interpretado algunas tonadillas en el Teatro Apolo.​ Sus trabajos artísticos le impidieron asistir normalmente a la escuela, por lo que debió instruirse en su casa.
Su carrera se alternó entre varietés y cuadros de revistas, hasta que el 15 de julio de 1925 comenzó su trabajo con la sala de grabación de RCA Victor, acompañada por la orquesta de Osvaldo Fresedo. Falcón fue la tercera mujer argentina en grabar un disco, después de Rosita Quiroga y Azucena Maizani, quienes lo hicieron en 1923. A Falcón, la sucedió Tita Merello, Libertad Lamarque y Mercedes Simone en 1927, y Tania en 1930.
Retornó en 1929, para el sello Odeón, luego de la aprobación del pianista Enrique Delfino, quien la acompañó junto al guitarrista Manuel Parada en 14 temas. A diferencia de las clásicas voces agudas de la época, Falcón se impuso con un registro de mezzosoprano.​ El 24 de julio de 1929, comenzó su relación laboral con Francisco Canaro, con quien trabajó en alrededor de 180 oportunidades, comenzando con la grabación del tango «La morocha».Para la década de 1930, llegaría a grabar con su orquesta quince discos por mes, al mismo tiempo que debutó en Radio Cultura, Stentor, Splendid, Argentina, Prieto, Belgrano y El Mundo.
Más tarde, en 1934, participó en la película sonora Ídolos de la radio, dirigida por Eduardo Morera, actuando como coprotagonista junto a Ignacio Corsini, Olinda Bozán, Dorita Davis y Tita Merello. Su estilo identificatorio quedó plasmado en temas tales como «Tres esperanzas», «Envidia», «Destellos», «Corazón de oro», «La pulpera de Santa Lucía», «Caminito» y «Cambalache», pero, sobre todo, en «Yo no sé qué me han hecho tus ojos»,​ en el que Canaro, quien se sentía atraído profundamente por Falcón, se inspiró en los ojos llamativos de ella para componerlo. En 1995, recordó al diario Clarín: «¡Qué ojos! Usted no se imagina lo que era yo. Bastaba con mirarme los hoyitos de las mejillas, los dientes, las piernas. Decía Discépolo de mí: "Es tan divina, que hace mal mirarla"».​ Canaro estaba casado y no dispuesto a dejar a su esposa. Según se cuenta, ésta llegó a aceptar el divorcio, pero con la condición de que Canaro repartiera con ella su fortuna en partes iguales.​ Otras versiones dicen que Ada sufrió el engaño de su hermana Adhelma con Canaro y nunca más volvió a hablarle a ambos.
En 1935, Falcón, en su mayor período de esplendor, decidió que no realizaría más presentaciones en público, y Radio El Mundo le puso a su disposición la sala «F», de menores dimensiones, a la cual denominaban «la sala Falcón».​ El 28 de septiembre de 1938, decidió finalizar su carrera laboral con Francisco Canaro y sus actuaciones fueron más esporádicas. Hacia 1940, terminó cantando detrás de un cortinado escondida de sus propios músicos. En 1942, grabó su último disco con dos temas, el tango «Corazón encadenado» y el vals «Viviré con tu recuerdo» (ambos de Francisco Canaro e Ivo Pelay).
Falcón tuvo un apasionado romance con Francisco Canaro que duró más de 10 años, siendo amantes ya que él ya estaba casado con una francesa.
Sorpresivamente, se retiró completamente del medio artístico, vendió su casona de tres pisos de Palermo Chico, sus dos automóviles y repartió la mayoría de sus bienes entre sus allegados. Luego, decidió mudarse con su madre a una casa de segunda mano ubicada en Salsipuedes, en las sierras de Córdoba.1​ Inicialmente, su activa vida religiosa, sobre todo en la iglesia de Pompeya, llevó a crear el rumor de que había tomado los hábitos y se había convertido en monja.​ Ante las numerosas visitas a la iglesia, la prensa gráfica la calificó como «puta a los 20, monja a los 40». En marzo de 1982, año en que ofreció algunas entrevistas excepcionales, comentó en un reportaje: «En plena juventud tuve riquezas y belleza, tuve una visión maravillosa del Señor y no vacilé un instante en dejarlo todo y recluirme en las sierras con mamita, en un convento franciscano, y vivir con humildad. Desde que nací, dormí junto a mi madre, y su muerte me destrozó».​ Su madre murió con más de noventa años en 1981 y luego del hecho, se alojó en su carácter de tercera franciscana en una casa de retiro.
En 1989, regresó a Buenos Aires y acusó a Odeón de no querer reeditar sus discos (cuando lo cierto era que ella no lo permitía), acusando también a su hermana Adhelma de cantar por los pueblos haciéndose pasar por ella y firmando autógrafos con su nombre.Adhelma, dos años mayor que Ada, debutó en Radio Belgrano y grabó un disco para Brunswick, a la vez que trabajó para emisoras como El Mundo, Fénix, Stentor o Excelsior. Falcón no tuvo más contacto con su hermana Adhelma a partir de su retiro en 1942. Ada Falcón fue difusa y ambigua sobre la relación con su hermana, limitándose a explicar: «durante treinta años cobró otra persona todos mis derechos; fue una venganza de una persona muy poderosa que ya murió, que me dijo que me iba a hacer morir de hambre».
Durante sus últimas décadas, Falcón ingresó en el hogar de ancianos de las hermanas de San Camilo, ubicado en la localidad de Molinari, a unos 5 kilómetros de Cosquín.​ En 2002, fue entrevistada para el documental sobre su vida Yo no sé qué me han hecho tus ojos, de Sergio Wolf y Lorena Muñoz. En la última escena del filme, Wolf le preguntó si tuvo un gran amor, a lo que Falcón responde: «No recuerdo». Más adelante, Wolf comentó al respecto: «Creemos que tenía demencia senil o algo parecido. Las monjas nos habían dicho que ella no sabía leer y cuando yo le mostraba revistas las leía perfecto. Vos podés pensar lo que quieras de lo que ella dice. Yo creo que hay una zona indiscernible entre lo que puede ser la selección de la memoria en alguien de esa edad y su enfermedad»
Falcón falleció de causas naturales luego de un largo período con arteriosclerosis, el 4 de enero de 2002 a los 96 años en el hogar de ancianos de la congregación de San Camilo, en la localidad de Molinari, a 5 kilómetros de Cosquín. Sus restos fueron trasladados a Buenos Aires, donde fueron inhumados en el panteón de SADAIC en el cementerio de la Chacarita, a metros de Canaro.

viernes, 14 de agosto de 2020

Vuelve el tango a Radio Nacional Bahía Blanca

Desde el domingo 16 de agosto a las 21 hs el tango estará presente en la grilla de radio Nacional Bahía Blanca, AM 560, con el programa "Noche de Locura", producido y co-conducido por el avezado escritor y productor cultural José Valle, junto a Gaby "La voz sensual del tango" cantante, autora, compositora, guionista y Lic. en Ciencias de la Comunicación.
“La convocatoria de Damiano Shepherd me sorprendió muy gratamente; más allá de que los realizadores seamos nosotros o cualquier otro colega del 2x4, el tango tenía que tener lugar en una radio que lleva el nombre y se pretende NACIONAL. Lo mismo ocurre con el folklore, la historia, la cultura en todas sus dimensiones, todo lo relacionado con nuestra identidad.”, expresó Valle El protagonista en “Noche de locura” será tango y, además de música, se compartirán entrevistas, historias y anécdotas relacionadas con el maravilloso mundo de la música ciudadana; estará presente también el turf, el boxeo, el fútbol, el cine argentino de las décadas de oro, la literatura y su relación con el 2x4.
 “Estoy feliz de sumarme a un nuevo espacio radial dedicado al tango. Creo que nunca es demasiado cuando se trata de la difusión de lo nuestro. A la música ciudadana le falta presencia en los medios, por lo que celebro esta NOCHE DE LOCURA. Y festejo doblemente que sea en Radio Nacional, en definitiva, esa es la función de un medio público: representar al pueblo (no a los gobiernos de turno, sino a los argentinos) y el tango es parte de nuestra identidad nacional", manifestó Gaby.
 Este maravilloso programa conserva huellas emotivas de aquélla radio de antaño que añoramos y debemos conservar en el actual universo del éter.


jueves, 9 de julio de 2020

A 50 años de la muerte de Ciriaco Ortiz

Un día como hoy hace 50 años, murió el bandoneonista, compositor y director de orquesta Ciriaco Ortiz, quien se destacó por su enorme calidad interpretativa y su inigualable fraseo, rasgo que lo ubicó entre los grandes protagonistas de la historia del tango.
Vivió 75 años y a lo largo de su intensa trayectoria grabó más de 300 piezas. Compuso varias canciones, la más popular fue "Atenti pebeta", tango escrito por Celedonio Flores y cantado en una versión memorable por Edmundo Rivero.
“Produjo el casi prodigio de que alguien no porteño fuese capaz de arrancar del fueye, fiorituras y cabriolas que pocos tangueros bien de Buenos Aires nunca alcanzaron”, dijo alguna vez Aníbal Troilo acerca de su virtuosismo.


A Ángel Ciriaco Ortiz Barrionuevo -su verdadero nombre- lo llamaban Ciriaquito. Nació en la ciudad de Córdoba y creció en el ámbito de un boliche ubicado a mitad de camino entre el Mercado Norte y el Mercado Abasto, propiedad de su padre, también bandoneonista y autor del vals “Viaje a Argüello". Allí conoció a Carlos Gardel, visitante infaltable cuando andaba por Córdoba.
Se educó entre serenatas, chayas, chacareras y tangos, y en esa mezcla de ritmos y tradiciones se fue forjando uno de los bandoneones más importantes del género.
En 1925 fue convocado por la discográfica RCA Victor para que integrara su propia orquesta, dos años actuó en la Radio Cultura y luego continuó en Radio El Mundo, donde se desempeñó durante 20 años.
Armó su primer orquesta con Eliseo Ruiz en piano, Marcos Larrosa y Juan Ríos, en violines y Nicolás Di Massi en el segundo bandoneón. Su debut se hizo en el cine Gaumont.
Los Provincianos, su segunda orquesta, estuvo integrada por figuras como Aníbal Troilo y Horacio Molino (bandoneones), Elvino Vardaro y Manuel Núñez (violines), Orlando Carabelli (piano) y Manfredo Liberatore (bajo).
En 1927 se presentó por primera vez en los programas de Radio Cultura, como integrante de un trío con las guitarras de Spina y Menéndez. Colaboró luego en el sexteto de Vardaro-Pugliese en 1931 y en 1937 participó en la película "Así es el tango" dirigida por Eduardo Morera.
En los años 1952 y 1953, formó un sexteto para registrar cuatro tangos: “Recuerdos de la pampa”, “El verde”, “Canaro” y “Una noche de garufa”. Hacia 1969 inauguró el local El Viejo Almacén y y un año después falleció el 9 de julio.

miércoles, 8 de julio de 2020

Entre nostalgia y encanto,en Bahía Blanca preparan el clásico homenaje a Aníbal Troilo

Del 10 al 12 de Julio se llevará a cabo la octava edición de “Pichuco x Siempre”, homenaje que año a año evoca al Bandoneón mayor de Buenos Aires, Aníbal Troilo, en la ciudad de Bahía Blanca, bajo producción de José Valle para el ciclo Bahía Blanca No olvida.
Como toda la actividad artística desde iniciado el aislamiento social, las tres noches de espectáculo se llevarán a cabo de manera virtual y totalmente gratuita, a través del canal de Youtube del Ciclo Bahía Blanca No Olvida, desde las 21 hs bajo la modalidad de estreno, pudiéndose disfrutar en cualquier momento desde entonces.
La programación contempla una delicada selección de cantantes, músicos e investigadores, especialmente relacionados con Troilo.
La primera noche, el 10 de julio participarán: Francisco Torné, sobrino nieto de Zita Troilo, académico titular de la Academia Nacional del TANGO y difusor de la vida y obra de Pichuco, el recitador Eduardo Mazzarini, los bandoneonistas Laura Cadabón, Eva Wolf, los guitarristas Jorge Vignales y Demian Alimenti Bel y los cantantes Aldo Bloise, Pablo Gibelli, Quique Ponce, Omar Olea y Sandra Cabal.
El sábado 11 disertarán el periodista Ricardo Salton y José Valle, Dir. del Ciclo Bahía Blanca No olvida, actuarán los bandoneonistas Gabriel Merlino y Lisette Grosso Schmid junto al grupo Contramano Tango Cuatro y los cantantes Carlos Morel, Vanina Tagini, Gaby “La voz sensual del tango”, Leandro Ponte y María José Mentana.
Finalmente, el domingo 12 de julio, siempre desde las 21 hs, se presentarán el bandoneonista Norberto Vogel y Pablo Bernaba, los cantantes Rosana Soler, Gerónimo Blint, Jacqueline Sigaut, Nora Roca junto a Víctor Volpe y contaremos con la participación especial del periodista y conductor Marcelo Guaita y el genial pianista que integró la orquesta del maestro Aníbal Troilo, José Colángelo.

miércoles, 24 de junio de 2020

Anécdotas de Carlos Gardel

La anécdota fue corroborada por Francisco Canaro y Cátulo Castillo. Canaro escribió que fue en Madrid, aunque se habría producido en Barcelona.

Al parecer “El Zorzal” siempre se hacía lustrar sus zapatos con el mismo muchacho. Una tarde Gardel silba despreocupadamente el tango “Silbando”, con la misma melodía con se aprecia en las dos grabaciones que dejara. El lustrabotas quedó extasiado.
-¿Qué bien silba, señorito Don Carlos!
-Ma que silbo... ¡Es un pito, pibe!
El joven aprovechó la confianza que le dispensara Gardel para preguntarle:
-Dígame Ud.... Perdone la curiosidad. ¿Qué se coloca en el cabello para tenerlo así, tan reluciente y bien peinado?
“El Zorzal”, sintiéndose de buen humor, le contestó:
-No se lo batas a nadie. ¡Dulce de membrillo! Probá. Es un fenómeno.
-¿Jalea, dirá Ud.?
-Eso es, jalea. Pero tiene que ser de la buena.
A la tarde siguiente volvió Gardel por la parada del lustrabotas. Tenía el pelo oscuro, a lo Louise Brooks.
-¿Viste pibe, qué bien te queda? ¡Parece que me hiciste caso!
-Sí señorito, es verdad... Pero, debe haber algún misterio porque a Ud. las moscas no le hacen nada y, en cambio a mi... Vea, ¡no me dejan vivir!


El día en que Gardel grabó “Madreselva” era primavera, pero el calor que se padecía en el estudio de la “Odeón” era como de verano. No podía ponerse un ventilador por el zumbido. El aire acondicionado no existía entonces. Los músicos estaban empapados, enfundados en sus trajes.
Gardel no aguantó más y se quitó el saco. Luego, el chaleco. Después la camisa y la camiseta.
Quedó apenas de zapatos y con los anteojos con los que se ayudaba para leer las pequeñas letras de las partituras.
Fue cuando justo aparece en la sala de grabaciones el técnico alemán, tan “austero, como cabrero”, al decir de Francisco Canaro.
-Pero “señó” Gardel ¿qué “quiegue” decir esto...?
A lo que “El Morocho” le replica:
-Esto quiere decir, viejito, que no tanto hacerte el estrecho, que a mí me han pasado el santo que vos en Alemania eras “una mandarina”...
La orquesta estalló en una carcajada. El alemán se fue ligero y sin saludar. Gardel continuó en lo suyo.

Nos acostumbramos al Gardel de las últimas fotografías, al apolíneo cantante de 76 kilos, vestido de smoking y con poses de estudio. Pero no siempre fue así. Más o menos hasta 1921 los retratos lo muestran invariablemente gordo, con sombrero “rancho de paja” o con peinado de raya al medio, como Florencio Sánchez. Hubo épocas en que se quitaba la faja y desplegaba un gran volúmen, trabajado pacientemente con pucheretes en el viejo “Tropezón”.
Gardel luchaba contra la gordura con masajes, natación, pelota vasca y algo de gimnasia, pero a la salida de la Asociación Cristiana de Jóvenes, en Paseo Colón 161, se internaba en la cantina “Chanta Cuatro” para recuperar, con buena ventura, lo perdido...
Véase lo que sobrevive en la película “Flor de Durazno”, de 1917; un Gardel con una masa digna de “Las Violetas”.
Existe al respecto una historia interesante, que contó el autor teatral Antonio Botta (1896-1969). Este se encontraba en Suiza cubriendo para un diario porteño un campeonato de tenis. Allí trabó amistad con un tennisman inglés. Terminado el torneo, se fue a París, acompañando a un jugador de la delegación argentina y lo primero que hizo fue ir a saludar a “El Zorzal”, que actuaba con notable éxito en un cabaret. Y, justo allí, volverion a encontrarse Botta y el tennisman.
Botta y Gardel fueron invitados a pasar unos días en la residencia de la madre del inglés, donde se observaba la etiqueta hasta para ir al baño.
Ya se sabe cómo son de ceremoniosos los ingleses.
Ocuparon unas fastuosas habitaciones. La dama de aquel palacete anunció que recibiría a tan ilustres invitados a la hora de la cena, con británica puntualidad y traje de gala.
Era la hora y Gardel no aparecía. Llegó tarde, vestido así nomás. Con aire campechano se acercó a la dama, omnipotente en la cabecera de la larga mesa, para decirle:
-Mi simpática señora, le hago una aclaración. Yo acepto que el frac es una prenda muy elegante y distinguida, pero lo uso solamente cuando canto tangos. Permiso y ¡buen provecho!
Acto seguido, se sentó y comió a dos carrillos.

miércoles, 17 de junio de 2020

Las XI Jornadas Gardelianas de Bahía Blanca serán virtuales

A 85 años del fallecimiento del zorzal criollo y durante una semana (del 18 al 24 de junio), se llevarán a cabo en Bahía Blanca las XI Jornadas Gardelianas bajo producción del escritor y productor cultural José Valle para el Ciclo Bahía Blanca No Olvida. En realidad, decir que se harán en la localidad del sur bonaerense es sólo una formalidad, porque el aislamiento social ha trasladado todas las actividades al formato virtual, pudiendo ser disfrutadas desde cualquier lugar con conexión a internet a través del canal de YOUTUBE “Bahía Blanca No Olvida”.
“La cuarentena y el aislamiento social en tiempos de pandemia nos obligó a adaptarnos. Nunca pensamos en suspender. Hemos tenido situaciones o superposición de eventos que nos complicaron muchas veces la programación pero, sin duda, ninguna tan complicada como el COVID19. Sin embargo, creemos que siempre hay que seguir adelante; en primer lugar porque las Jornadas Gardelianas llevan diez ediciones ininterrumpidas y los artistas, el público y el compromiso que siempre hemos tenido con este proyecto lo merecían, así como las empresas y entidades que nos acompañan y apoyan. En segundo lugar, hay que reconocer que no se sabe cuándo llegará a su fin este difícil trance para la sociedad y no podemos esperarlo de brazos cruzados. La cultura, el entretenimiento y la actividad artística son necesarias para sobrellevar cualquier mal momento”, explicó Valle.
El productor resaltó además que será la primera edición con la totalidad de eventos gratuitos y su llegada no se verá reducida a la ciudad y la zona sino que tanto los artistas que participan, como los espectadores que podrán disfrutarlas no encontrarán límites geográficos.
Los nombres que nutren los siete días de actividad componen una interesante grilla con artistas locales, nacionales e internacionales, bailarines, músicos, cantantes, conferencistas, artistas plásticos, coleccionistas y recitadores.
La apertura oficial tendrá lugar el jueves 18 de junio a las 21 hs y contará con palabras de José Valle y la charla “Los amores de Gardel” por el Ing. Carlos Benítez, Presidente del Círculo Gardeliano de Bahía Blanca y propietario del Museo de Radios antiguas Carlos Gardel. Contará con intervenciones musicales de la colombiana Gloria Acevedo “La Gardelita”, Patricia Malanca junto al guitarrista Miguel Barci, el pianista Fernando Balestra, la cantora surera Rosela Libertad, la marplatense Ana Báez y Cucuza Castiello junto a la guitarra de su hijo Mateo.
El Viernes 19 a las 21 hs, el coleccionista Valentín Pazzi y el experto en lunfardo Marcelo Oliveri dedicarán unas palabras en homenaje al zorzal y se presentarán Pablo Gibelli junto a la guitarra de Jorge Vignales, Karina Beorlegui, Paula Barrio, Valentín Lauro, Silvia Nieves, el guitarrista Quique Lorenzi y la colombiana Carmen Úsuga.
El Sábado 20 habrá función doble. A las 20 hs comenzará la presentación de un grupo de cantantes permanentemente relacionados con el Ciclo Bahía Blanca No Olvida y sus actividades tangueras: Juan Carlos Deambrosi, Eugenia Colantonio, Silvia Adami, Guillermo Stemphelet, Gloria Falappa y Eduardo Mazzarini, Cristina Marinissen, Patricia Villada, Cristina Isa, Rodolfo Behrens, Hugo Mazzuco, Santiago Pérez, la cantante Martha Gaeta (desde Villa Gesell) y palabras de Edith Beraldi Sconza, la encargada del mausoleo Carlos Gardel.
Seguidamente, a las 21.30 hs se ofrecerá una charla de Diego Rivarola, conductor del programa radial “El tango en el mundo” (FM La 2x4, CABA) ex Dir. de Música de la Ciudad de Buenos Aires y la presentación de Romi Benito, Claudia Montalván, Sandra Pisani, Cristina Conde, Roberto Chaleán, Cecilia Casado y, desde Colombia, Walter Larroquet.
El Domingo 21 a las 21 hs podrá disfrutarse de un sketch humorístico de la actriz y directora Flavia Majluf, el cuerpo de baile “Amigos x el tango” y los cantantes Vivi Verri, Homero Bimbo, Jacqueline Sigaut, Jorge Tortosa y los músicos italianos Greta y Giuseppe Notarangelo.
El Lunes 22 a las 21 hs habrá una muestra de dibujo por Guillermo Arena, que donará su obra para sortear entre los que participen del foro del canal en vivo con su nombre y últimos tres números de DNI, y las intervenciones musicales del cantor y recitador surero Alejandro Lavigne, Lina Avellaneda, Hernán Frizzera, el pianista y director Ariel Pirotti, Bárbara Marino, el cantante japonés Roberto Sugiura, Jorge Villar, Lulú junto a los guitarristas Federico Casanovas y Marco Tronelli y el pianista Sergio Caballero.
El Martes 23 a las 21 hs se contará con la disertación de Claudio Torelli, miembro del grupo “El Señor del tango” (recuerdo y homenaje permanente a Carlos Di Sarli), e interpretaciones de la pequeña Valentina Etchebest, Nora Roca y Víctor Volpe, Demian Alimenti Bel, los bailarines Sergio y Adriana, el pianista Enrique Nicolás, el cantante y bandoneonista Quique Ponce y la marplatense Silvina Fluchá junto al guitarrista David Martínez.
Finalmente, el Miércoles 24 a las 21 hs se emitirá la velada de gala con la participación del Presidente de la Academia Nacional del Tango, Gabriel Soria, la cantora surera Karen Arránz, los bailarines Gustavo Rodríguez y Laura Borelli, Luis Filipelli, Gaby “La voz sensual del tango”, el guitarrista Esteban Morgado, la genial María Garay y el reconocido integrante del Trío Los Panchos Rafael Basurto Lara.
Las Jornadas Gardelianas han sido declaradas de Interés Cultural por la Cámara de Diputados de la Nación, de Interés Provincial y Cultural por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, de Interés Legislativo por el Senado Bonaerense y de Interés Municipal por el Honorable Concejo Deliberante de Bahía Blanca.

jueves, 14 de mayo de 2020

Julio Martel

Había nacido el 14 de mayo de 1923 en Baigorrita, un pueblo vecino a Junín, y comenzó a cantar en 1936, cuando su familia se instaló en Munro. A la orquesta de De Angelis ingresa como consecuencia de haber ganado en un concurso de cantores organizado por LR1 Radio el Mundo. Según la leyenda, en un bar vecino a la radio, Mi Refugio, muy frecuentado por la bohemia artística de la época, se encontraba entre otros el glosista Néstor Rodi, quien para festejar por el triunfo del pibe pidió una copa de cogñac Martell, momento en el que se le ocurrió bautizar con ese nombre al flamante triunfador, ya que consideró que su apellido verdadero, Harispe, no era el más adecuado para el estrellato tanguero.
Debutó en el palco del café Marzzotto, junto al cantor Floreal Ruiz, interpretando el tango “No creas”, y en septiembre de ese año grabó su primer disco. Desde entonces hasta diciembre de 1950, fecha de su último registro, dejó 63 grabaciones solo y 17 a dúo con Carlos Dante. Pero la consagración de Martel junto a Carlos Dante en la orquesta de De Angelis fue, sin duda, cuando en 1946 firmaron un contrato en Radio El Mundo para actuar en el programa Glostora Tango Club. Merece un recuerdo especial su interpretación de “Por qué te habré conocido”, el último tango que cantó Martel, con lágrimas en los ojos, al despedirse de la orquesta en los carnavales del Club Gimnasia y Esgrima de La Plata en 1951, para buscar su futuro como solista, con guitarras y con orquesta.
Rodi, Ruiz y Martel
Comienza sus giras por las provincias y países de América Latina. En algún momento se incorpora a la orquesta de Oscar Castagniero, bandoneonista de Osvaldo Pugliese. Debuta con él en la confitería La Armonía donde comparte escenario con Roberto Chanel.
En sus recorridas por el extranjero, en algún momento ancla en Colombia. Allí, y acompañado por el bandoneonista Enrique Méndez y el pianista Armando Lacava, graba para el sello Sonalux alrededor de veinte temas.
En 1956 tiene orquesta propia dirigida por Américo Podestá. La formación musical se presenta en Radio Belgrano y en esos años graba cuatro temas para el sello Odeón: “Pobre colombina”, “Lechuza”, “Por qué no has venido” y “Fueron tres años”. Su última actuación, la despedida final, la hará el 20 de diciembre de 1959 en el Club Santa Elena de Luján.
En Munro, lugar de su residencia, su popularidad se mantuvo con los años pese al retiro, y ha sido homenajeado en vida con un festival en su honor y colocándole su nombre a una plaza. En 1992, en ocasión de celebrarse el 85.º aniversario de la ciudad, encabezó una caravana en auto descubierto.
El 19 de febrero de 2009 con 85 años de edad, falleció Julio Martel.